Reseña de Angel-A

Ficha técnica y artística
Título Original: Angel-A
Dirección: Luc Besson
Duración: 90 minutos
País: Francia
Año: 2005
Reparto:  
Jamel Debbouze, Rie Rasmussen, Gilbert Melki, Serge Riaboukine, Akim Chir
Género:  Comedia, romance y fantasía

Andre es el típico ciudadano de la ciudad de París. Tiene una posición económica estable y nada de que preocuparse. Esta es la primera impresión que se tiene de este personaje en la película Angel-A, dirigida por Luc Besson.

Tras una producción escenográfica totalmente en blanco y negro y un apoyo musical que refleja serenidad, se desarrolla una historia llena de fantasía, romance y comedia. Andre tiene 24 horas para pagar sus deudas y es buscado por muchos de sus “socios” para saldar sus cuentas. En un intento desesperado por encontrar una solución y tratar de aminorar sus problemas con mentiras y falsas promesas, no encuentra otra salida que quitarse la vida.

¿Por qué me abandonas?, ¿y porqué nunca me respondes?… son las preguntas que este hombre realiza, mirando al cielo, mientras está a punto de lanzarse de un puente. En ese instante, su vida cambiará por completo. Aparece a unos metros Angela, una mujer alta, rubia y delgada, cuyo maquillaje luce estropeado por las lágrimas. Ella salta del puente primero y él decide lanzarse para salvarle la vida. Esta chica se convertirá en la “razón” por la que Andre debe de vivir.

Después de solucionarle muchos problemas fácilmente y realizar comentarios un tanto diferentes, André cuestiona a Angela sobre quién es y por qué lo ayuda. Luego de un día de aventuras, ella le confiesa ser un ángel. Uno vestido con un disfraz de “bomba sexi”, cuya misión es lograr que él ordene su vida.

Resulta interesante el estereotipo de ángel que Luc Besson recrea en esta película. Una mujer sexi, con atuendos provocativos y una forma de actuar muy brusca y liberal. Sin embargo, logra captarse esa esencia que se tiene de dichos seres. Esa esencia de bondad con una pizca de paz y seguridad.

Utilizando contrastes, el Director trata de armar una serie de escenas que tienen como trasfondo mostrar el complemento entre elementos diferentes. Por ejemplo: Angela es alta y Andre es muy bajo, el blanco y negro, el bien y el mal, la mujer y el hombre, la verdad y la mentira, la moralidad y la inmoralidad. Es decir, esta trama cuenta con una serie de contrastes que realzan las disímiles realidades  que una persona puede tener.

Otro punto de la película donde se pone de manifiesto está técnica, es cuando Angela narra sobre su pasado. Una versión es una historia triste y con mucho dolor, pero la otra es una vida llena de alegría y deleite. ¿Cuál versión será la verdadera? pues como ella le comenta a Andre: él puede creer la que más le agrade.

Al final, el hombre lleno de problemas logra poner en orden su vida, pero se da un giro inesperado. Ahora Angela no sabe quién es y se da cuenta que no puede decidir sobre su propio destino, ya que debe de regresar hacia “allá arriba”, donde tomará otra personalidad y le asignarán otra misión que realizar. En medio de tantos acontecimientos, entre estos dos personajes nace un sentimiento que no esperaban.

“Mi nombre es Andre… Andre Mussan. Tengo 28 años… y soy libre” es la frase con la que concluye la película. Ahora sí, el hombre que mentía para aplacar sus problemas y esconder su verdadera realidad podría tener una vida diferente, una vida con un ángel.

One comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s